Retos

Gestión de crisis

Aquí una estrategia que te coloca por delante de los competidores. Va de tomar decisiones difíciles cuando todo el mundo se descontrola. Y no es tarea fácil. ¿Tu empresa ha experimentado una crisis repentina? Es importante tomar decisiones ágiles, adoptar medidas inmeditas y reducir la incertidumbre. Desde un error grave de relaciones públicas a una catástrofe natural.
¿Tu empresa ha experimentado una crisis lenta? Tardan en aflorar, son más difíciles de identificar y cuando salen a la superficie pueden ser más perjudiciales que las crisis repentinas. De una gran caída en la demanda a una crisis financiera o un desajuste grave en la cadena de suministro.
La confianza y la seguridad serán cruciales. Y el tiempo es más flexible en este tipo de crisis.

Ha pasado con el coronavirus: inicio repentino y daños fuertes y luego gestión de crisis para el medio plazo.

Marco común
La estrategia para gestionar una crisis empresarial varía según el tipo de actividad, los recursos y el tamaño del personal. Pero hay un marco común.

-Identificación de riesgos.
-Evaluación del impacto.
-Actuación.
-Liderazgo y asignación de un perfil público para la comunicación.
-Equipo.
-Control de daños.
-Futuro.

Modelos de negocio
La innovación constante y estratégica es fundamental para el éxito empresarial. El cliente busca novedad, algo más fuerte, más rápido, mejor. Y el mercado cambia, ahora con más rapidez que nunca.

Te escuchamos para identificar el modelo más exitoso para su empresa. Lo importante es el punto de partida:
-Cliente objetivo
-Propuesta de valor
-Socios comerciales, proveedores y anunciantes.
-Procesos comerciales.
-Recursos empresariales clave
-Estrategia de ventas.

Esencial: ¿cómo proporciona su empresa valor a los clientes? ¿en qué tiene éxito?

Publicidad
Franquicia
Venta directa
Retailers
Intermediación y correduría
Freemium

Necesario: un mapa de negocio. ¿en qué negocio te encuentras realmente? Es mucho más que prestar atención a las ventas, las operaciones, los planes de ampliación. Es pensar más allá del producto o servicio y descubrir el valor que proporciono. Ejemplo: Apple es tecnología elegante y centrada en el diseño que permite al consumidor sentirse parte de un club exclusivo. O Starbucks como cafetería relajada e informal, más que un café.

 

Benchmarking
Es hora de comparar el rendimiento de tu empresa con el de otros líderes en tu ámbito de actividad. Compara operaciones, ventas, productos. Con el tiempo, el coste, la calidad y la satisfacción como medida. Evaluación comparativa: una oportunidad para innovar y aportar más valor que los demás. Y el objetivo es la mejora constante y generación de estímulo para avanzar.

Da pie para mejorar la fidelidad de los clientes, que los procesos sean más racionales y los costes, menores.

-Tema del estudio de referencia.
-Proceso específico que vas a estudiar.
-Como medirás el proceso.
-Empresas en comparación.
-Recogida y evaluación de datos para identificar las diferencias.
-Detección de causas de las diferencias.
-Fórmulas de mejora específica.
-Informe de resultados e identificación de mejoras.
-Repetición hasta que no haya diferencias.

Alternativas a la comparación
-Volver a lo básico: qué es lo que te apasionaba como para entrar en el negocio.
-Centrarse en el cliente: enamorarse, comprender sus sueños, esperanzas y frustraciones. Todo para desarrollar la experiencia definitiva del cliente.
-Anticiparse: si conoces a tus clientes podrás anticiparte a sus necesidades. Convicción absoluta y creencias definitivas de que puedes proporcionar mayores resultados y hasta felicidad a través de los productos o servicios.
-Conectar con el propósito original.

Importante: Las expectativas del mercado pueden cambiar en un instante. Anticiparse es la cuestión, para poder innovar de forma estratégica.

Del benchmarking puedes aprovechar lo positivo también, no solo lo negativo.

Construyamos Un futuro juntos

BID Group One © 2020 | Calle de San German, 11 | 28020 Madrid – Spain | Phone: +34 91 597 33 69  | [email protected]